Bicicletas Eléctricas

¿Qué es una bicicleta eléctrica?

Es una bicicleta normal que ha sido fabricada con un motor eléctrico de asistencia al pedaleo. El motor puede ayudar al ciclista a ir más lejos de lo que le permitiría su propia resistencia, afrontar cuestas más grandes, o simplemente andar con menos esfuerzo.

¿Por qué elegir un bicicleta eléctrica?

Hay muchas ventajas para tener una bicicleta eléctrica, ya seas un ciclista regular o coges la bici por primera vez. De hecho, muchas de las ventajas de la bicicleta no asistida se aplican a las bicicletas eléctricas también.

 Ponerse en forma 

En un mundo cada vez más sedentario, hacer más ejercicio es una buena idea, y el uso de la bicicleta es una buena manera de introducir el ejercicio en la rutina diaria. Incluso si una bicicleta que tiene un motor eléctrico. Muchas bicicletas eléctricas requieren pedaleo para que el motor funcione, y sólo el hecho de pedalear mantiene las articulaciones en movimiento y se queman más calorías que estar sentado en un coche o en un autobús. Si se sufre de dolor en las articulaciones de las piernas, entonces el suave entrenamiento que ofrece una bicicleta eléctrica podría ayudar. Por supuesto, si lo que se buscas es un entrenamiento fuerte, una bicicleta estándar  hará que trabajes más duro.

El uso de una bicicleta eléctrica varias veces a la semana, puede ayudar a mantener el nivel de actividad, lo que significa que se obtiene más ejercicio a largo plazo. Y, por supuesto, a medida que se adquiere fuerza, se puede optar por utilizar cada vez menos la asistencia al pedaleo, tal vez sólo en grandes cuestas con con el viento de frente. Con la asistencia al pedaleo  se puede viajar más lejos, lo que aumenta la cantidad de tiempo que se pasa haciendo ejercicio. El ciclismo no solo trata de aptitudes físicas, también tiene que ver con estar fuera al aire libre, disfrutar del campo o de la ciudad, oír los sonidos exteriores y experimentar las estaciones. Con una bicicleta eléctrica se puede hacer lo mismo que con una standard pero con menos esfuerzo.

 Ahorrar dinero

Con el precio de la gasolina o del transporte público, ir bicicleta como medio de transporte regular es una manera de ahorrar dinero.

 Ahorrar tiempo

Al igual que las bicis normales, las bicicletas eléctricas ofrecen la comodidad del puerta a puerta para ir al trabajo o la compra. Se evita el tener que buscar plaza de aparcamiento y el coste que conlleva. Con una buena cesta o un par de alforjas se puede transporte fácilmente la compra o lo que se necesite. Incluso se puede transportar a los niños en un buen remolque.

 Ir mas lejos, mas rápido, mas fresco

Con una bicicleta eléctrica se puede hacer viajes mas largos, o si tienes miedo a las cuestas, con una eléctrica se afrontan sin problemas. Si se desea ir a trabajar en bici pero no os gusta llegar sudados al trabajo, con la asistencia al pedaleo se hace menos esfuerzo, por lo que prácticamente no se suda. Y en la hora punta, las bicicletas son a menudo más rápidas que los coches, porque a pesar de que un coche puede alcanzar una velocidad superior, suele ser atrapado por los atascos, mientras que las bicis van o vienen  por ciclovías o por calles secundarias sin atascos.

Es mas ecológico

Las bicicletas eléctricas, obviamente consumen algo energía, pero el consumo sigue siendo menor que el coche o una moto – el único CO2 emitido es el emitido por el uso de los pulmones.

Divertirse

Todos los puntos anteriores están muy bien, pero montar en bici debe ser simplemente divertido, salir a pasear por el hecho de salir y entretenerse, nos suele llevar a recordar la niñez, época en que la bici era un objeto de mero juego.

 ¿Qué tipos de bicicletas eléctricas hay?

 Hay dos tipos principales que se diferencian por la forma en que se controla el motor:

Las que funcionan con un acelerador, se consideran ciclomotores eléctricos y se requiere carnet y seguro para circular con ellas. Estas permiten activar el motor independientemente del pedaleo.

Las que disponen de pedaleo asistido, cuya potencia máxima es de 250W y la asistencia se aplica circulando por debajo de los 25 km/h. Estas se activan cuando pedaleamos.

En caso de pedaleo asistido hay dos sistemas:

Sistema con sensor de par

Este sensor puede medir la fuerza que hacemos sobre los pedales y así aplicar la ayuda necesaria de una forma proporcional. Este sistema tiene la dificultad de que para lograr una asistencia “contundente” se necesita un pedaleo igual de “contundente”; las reparaciones son difíciles y caras, lo que hace que este no sea el habitual el uso de este sistema.

Sistema con sensor de movimiento con regulador

Este es el sistema más habitual que podemos encontrar en el mercado. Un sensor en los pedales es el encargado de activar el controlador que nos proporcionará la asistencia progresiva necesaria para circular cómodamente. El usuario puede controlar el nivel de asistencia a través de un interruptor o acelerador, o incluso mediante un display.

 Las bicicletas eléctricas también pueden variar dependiendo de la ubicación del motor:

Motor en la rueda delantera

Tiene la ventaja de que es muy fácil de poner o quitar, y que no interfiere con la transmisión de la bici, por lo que  se puede utilizar fácilmente cambios de buje de bajo mantenimiento.

Motor en la rueda  trasera

Tiene la ventaja de que no hay ningún efecto posible sobre la dirección, y no hay más peso en la rueda trasera de la tracción, especialmente en las grandes cuestas. Pero su uso de uno impide la colocación de cambios internos, y para arreglar un pinchazo en la rueda trasera hay que removerlo por lo que complica el trabajo a la hora de un pinchazo.

 Al igual que cualquier tipo de bicicleta, las bicicletas eléctricas vienen en todas las formas y tamaños, con diferentes estilos de motor para fines particulares: por ejemplo, bicicletas de montaña, bicicletas plegables, bicicletas de carreras o bicicletas de ciudad. Las bicis de la ciudad es uno de los estilos más populares, y generalmente tienen una posición de conducción bastante cómoda.

 Aparte de el motor, el resto de las partes de una bici eléctrica son las mismas que la de una bicicleta normal.

 ¿Cuanto pesa una bicicleta eléctrica?

Debido a que tiene motor, una bicicleta eléctrica siempre será mas pesada que una normal, generalmente pesan entre 21-30kg. Pero una bicicleta con un cuadro ligero y bien construida siempre sera fácil de conducir, y la asistencia al pedaleo compensa el peso extra. Si en vuestro caso tenéis que levantar en peso la bici bien sea para usar transporte publico, o por que vivis en un piso sin ascensor, quizás la mejor opción seria una plegable.

 ¿Qué tan lejos puedo llegar con una carga de batería?

La distancia depende de varios factores. El desnivel del terreno, el viento en contra, si las ruedas están bien infladas. En una ruta plana, utilizando el motor con moderación, una persona ligera podría obtener 5 veces el rango de una persona más pesada. Muchas bicicletas rinden un promedio de 30 a 50 kilómetros, en terreno plano con pedaleo suave.

¿Cuanto tarda en cargarse una batería?

Esto varía de una bici a otra, pero en promedio se tarda 4-6 horas para cargar la batería completamente. En la mayoría de los casos, las baterías se pueden quitar de la bicicleta para la carga, por lo que se podría mantener una de repuesto cargada para utilizar en caso de necesidad. Pero para la mayoría de la gente carga la batería durante la noche, mientras no se usa la bicicleta.

¿Qué tan fácil son de mantener las bicicletas eléctricas?

 Todas las bicicletas necesitan un poco de cuidado y mantenimiento regular, y las bicicletas eléctricas no son una excepción.Comprobar el aire de los neumáticos (esto mejora la eficiencia de la bicicleta), y que no estén demasiado desgastados, comprobar  que las zapatas de freno están bien alineadas y no muy desgastadas, verificar que todos los tornillos y tuercas están todavía apretados, mantener la cadena limpia y lubricada. Hay un montón de libros de mantenimiento de la bici que enseñan cómo hacer lo básico, o se puede llevar a una tienda para un chequeo. Las piezas eléctricas de la bicicleta en general serán unidades selladas, con la intención de necesiten poco mantenimiento. Por eso es recomendable usar bicicletas de marcas reconocidas, como por ejemplo Dahon.

Elegir la bicicleta adecuada

Si se está pensando en comprar una bicicleta eléctrica, hay que  pensar para que se quiere utilizar ¿Qué se quiere algo para diversion,  hacer las compras en la ciudad, algo adecuado para largas jornadas, que se tiene poco espacio para almacenarla, o algo un poco deportivo?

Una vez que se tenga la idea de lo que se quiere, y del presupuesto, el mejor curso de acción es informarse en tiendas y asesorarse con los vendedores.

Suscribete a nuestro e-mail newsletter

Recibe un cupón de descuento de 5 Euros  (para compras a partir de 50 Euros) solo por suscribirte y todas las novedades de BiciCiudad

No comments yet.

Deja un comentario

www.biciciudad.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies